Mostrando entradas con la etiqueta ochomiles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ochomiles. Mostrar todas las entradas

29/4/2010

Annapurna, diosa y guerrera.

*Annapurna: Macizo montañoso de 55km en Himalaya. Culmina en 8.091m.
La diosa hindú que le da nombre representa la abundancia en las cosechas.


Fue el primer ochomil conquistado. Coronado en 1.950 tras una sobrehumana combinación de coraje, talento e insconsciencia por la cordada del experto Lachenal y el entusiasta Herzog. Hasta hoy, el libro de Herzog: "Annapurna, primer ochomil", sesgado a mayor gloria del autor, sigue siendo un clásico obligado para todo enamorado de las alturas.
Y hasta hoy, el Annapurna sigue representando mejor que ninguna otra cima -con permiso quizá del K2- la luz y la oscuridad que conlleva el desafío al aire fino. En los últimos días, hemos sido testigos con mayor dramatismo que nunca de un nuevo capítulo de esta historia eterna: Lo mediático, lo auténtico, lo trágico.

LO MEDIÁTICO:  Este Annapurna 2010 ha reflejado descarnadamente la parte comercial y mediática del himalayismo. La carrera de los catorce entre Edurne y Oh Eu Sun incluyó helicópteros, grandes sponsors y hasta televisión en directo desde la cima.  Ambas lucharon con bravura, ambas lograron su objetivo de cima con un enorme apoyo externo.

*Horia e Iñaki en el campo de altura. (Foto: Diario de Navarra) 

LO AUTÉNTICO: Tambien pudo verse la parte más hermosa de la montaña: Mientras el mundo entero seguía los pasos de la alpinista coreana, por delante de ella avanzaba discreto un montañero que -el sí- va camino de la leyenda. Horia Colibasanu aguantó en 2.008 cuatro días a 7.400 metros luchando por salvar la vida de su compañero con edema, el pamplonica Iñaki Ochoa. Llegó a intentar fundir nieve con sus propias manos y boca,  arriesgando serenamente su propia vida. Cuando todo acabó, pudimos ver -gracias al gran trabajo documental de Cuatro- al rumano reclamar su deseo de volver a aquella cima porque "Es nuestra montaña" (Si alguien no ha visto esos 23 minutos documentales, recomiendo que no lo retrase un minuto más: aquí el video íntegro)
Dos años despues, Horia volvía al Annapurna  
Con una bandera navarra en la mano, hollaba la cima por los dos. 

LO TRÁGICO: Desgraciadamente, la parte más trágica del himalayismo apareció de nuevo por sorpresa. Otra vez la montaña más oscura del mundo (40% de fallecimientos vs. cimas) volvió a cobrarse una víctima. En este caso, se trató del alpinista mallorquín Tolo Calafat que asaltaba por quinta vez un ochomil.

*Tolo Calafat en el Shisha Pangma  (Octubre 2.009) 

Iba en un equipo de enorme experiencia, haciendo cima con Carlos Pauner y Juan Oiarzabal entre otros. Tras coronar tardíamente, Tolo no logró completar el descenso nocturno hasta la seguridad de las tiendas de altura. Se derrumbó aún lejos del campamento, por el efecto del agotamiento. Acompañado por su sherpa Sonam, que dio un descomunal ejemplo de coraje arriesgando su vida por su compañero, ambos afrontaron un vivac casi suicida a más de 7.600m.

Un pimer amanecer vio el descenso de Sonam a las tiendas de altura. A la vez, el sherpa Dawa subía desde las mismas para reequipar y reabastecer a Tolo, porteando material comida y medicinas a la espalda.  Sus compañeros españoles, exhaustos, no tuvieron fuerza ni ocasión de volver por él. Tampoco pudieron hacerlo los sherpas de la coreana. Ni pudo despegar por la meteo el único helicóptero del mundo capaz de subir a tal altura, que milagrosamente estaba disponible en la zona.  El propio Horia al conocer la situación decidió no bajar y se quedó en altura para intentar el rescate. Desgraciadamente, no iba a ser necesario. Dawa lo intentó durante horas, pero no logró encontrar a Calafat, que se había extraviado y apartado de la ruta de descenso habitual

Sobre las 9 de la noche, arrancando su segunda noche al raso, la voz de Tolo a través de la radio se apagó. El  vuelo del helicóptero en el segundo amanecer, con el médico alpinista Jorge Egocheaga a bordo para saltar al rescate, no logró localizarlo. Al final, Tolo no pudo resistir más y su cuerpo ha quedado en la montaña, cubierto por la nieve.

Annapurna es tambien en la mitología hindú un avatar de Durga, la inaccesible. Fiera pero serena guerrera de diez brazos que representa la combatividad femenina. Una diosa dual,  de cosecha abundante y de ardor guerrera. Quizá un aviso a montañeros sobre el compromiso afrontado al querer entrar en su alto reino: La misma  montaña que nos da vida tantas y tantas veces, puede tambien quitárnosla entera de un solo golpe.
 
*La diosa Durga batalla con el demonio-búfalo Mahisashura. 

Tolo, te recordamos.   

PD: Para quien desee enviar un mensaje a su familia y allegados, sus compañeros y amigos mallorquines han abierto aquí un buzón que permita atenderlo.

17/10/2009

Una leyenda. Cinco Damas. Catorce Bestias.

*Wanda Rukietwicz en 1.968, con las técnicas y materiales de la época.

Wanda abrió el camino.
En 1.986, la bravísima polaca fue la primera mujer en coronar los 8.611m del K2 y bajar para contarlo. Siguió escalando, y uno tras otro coronó hasta ocho de los catorce gigantes de la Tierra. Y no eran sólo las cimas. Su estilo como alpinista era magnífico: Cho Oyu y Sur del Annapurna en solitario, etc... En 1.992, mientras Wanda avanzaba -otra vez sóla- a más de 8.200m de altura para coronar el Kanchejunga y sumar su novena bestia, el mito de los catorce ochomiles parecía por primera vez al alcance de una mujer.
No pudo ser. Wanda Rutkiewicz nunca bajó del Kanche. Nacía la leyenda de la mayor alpinista del siglo XX. Nos dejaba una estela de orgullo y valor en las más altas laderas del planeta.
Y un testigo por recoger.

Pasaron casi 15 años hasta que por fin, tres mujeres volvían al aire fino de los ochomiles pisando con fuerza sobre las huellas de Wanda. Europeas las tres, venían de Austria, Italia y España, cada una con un estilo y una historia diferente: Gerlinde Kaltenbrunner, Nives Meroi y nuestra Edurne Pasabán. Durante tres años magníficos (2006-2007-2008), avanzaron casi a la par. Un coloso afrontado y hollado cada año. En 2.008 asaltaban su guerrero número 12. En esos días apenas 14 hombres en toda la historia habían completado todos los ochomiles.
En 2.009 se las propuso de forma conjunta para el Príncipe de Asturias de los Deportes.

*Gerlinde y Edurne en 2.009 en Münich

Mientras, desde Corea del Sur, otras dos mujeres se habían sumado a la carrera con diferente espíritu: Ser la primera en coronar los catorce, a cualquier precio. Oh Eun-Sun y Go Mi-Sun
no dudan en asaltar varios colosos al año, trasladarse en helicóptero de campo base en campo base y asaltar con oxígeno artificial rutas previamente equipadas por sus compañeros con cuerdas fijas y campos avanzados. Mismo terreno de juego, distintas formas de entender la montaña y el compromiso.

Asi pues, entramos en 2.009 con cinco damas afrontando sus últimos retos -con estilos radicalmente distintos- para pasar a la Historia como LA PRIMERA.
Sea cual sea tu estilo y tu equipo de apoyo, un ochomil es siempre un enorme riesgo asumido: Nives abandona su ataque a cima del Kangchenjunga para ayudar a bajar a su marido, con principio de edema pulmonar. Gerlinde y Edurne se retiran batidas por las malas condiciones del K2 y Shisha Pangma respectivamente.

Por su parte, las coreanas continúan su "Himalaya-Express". Oh Eun Sun ya hizo cima este año en cuatro ochomiles de golpe: Kangchenjunga (8.563), Dhaulagiri (8.167) , Nanga Parbat (8.125) y Gasherbrum. Solo el Annapurna la separa de su objetivo, y a por él marchó en Octubre. Hubiera sido su su quinto ochomil en un año, (¡!) apoyada en su peculiar método de ascensión. Pero tras dos intentos, hubo de posponerlo hasta Primavera del 2.010.
La cruz de este "estilo coreano" la aporta su compatriota Go Mi-Sun. En Julio de este año Miss Go y Oh Eun Sun coinciden asaltando el Nanga Parbat. Oh se cruza bajando de la cumbre con Miss Go, que corona poco despues. Lleva once ochomiles y planes para varios más de inmediato. No podrá cumplirlos. Un paso en falso en un dificíl tramo rocoso del descenso de cima acaba con su vida.

*Go Mi-Sun ascendiendo en el Nanga Parbat.


Si ninguna desgracia lo impide, pronto acabará la carrera por ser la primera mujer en coronar los catorce gigantes del planeta, y será Oh Eun-Sun quien en 2.010 recibirá los honores mediáticos.
Sin duda, su esfuerzo ha sido descomunal, y merece un reconocimiento.
Pero probablemente, allá donde hoy esté el espíritu de Wanda, seguirá esperando a que otra alpinista recoja su testigo y complete los catorce ochomiles con nobleza, como ella los afrontó: Una lucha de poder a poder, sin usar jamás oxígeno artificial y con el mínimo apoyo externo posible.
Y ahí, quizás, Gerlinde va en cabeza con Nives y Edurne muy cercanas. Seguiremos esperándolas, porque subir por subir no lo es todo.
Pienso que la forma en que decides subir, luchar, es lo que hoy día define el verdadero valor de un reto en la montaña. Y ese esfuerzo de pureza en la aventura es el que admiro en ellas.

En cualquier caso, bravo por esas cinco valientes damas: Herederas de una leyenda, pioneras de las próximas generaciones de montañeras de altura.
_______________________________________
Aquí os dejo importante documento médico (en inglés, lo siento) de la UIAA sobre "Mujeres preparando ascensiones en altura". Información vital, creo, para ir al aire fino con la mayor seguridad posible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html