18 jul. 2013

El Corredor de Montaña y la Tormenta, un amor imposible: Ascensión frustrada a Peñota y descenso acuático.

El corredor de montaña y la tormenta de verano viven un amor imposible. Correr por montaña bajo la lluvia tibia de estos días, con el olor a tierra mojada y el cuerpo empapado puede ser un placer bárbaro. Pero si esa tormenta te pilla en crestas y va acompañada de fuerte aparato eléctrico, la cosa es seria. Mejor refugiarse en un bosque cuanto antes y perder altura hasta que escampe. Talmente lo que nos pasó ayer a cinco corremontes camino de Peñota al anochecer.  



Al fin escampa, llegando ya al Hospital de Fuenfría

_____________________

TORMENTAS DE VERANO EN EL GUADARRAMA. 

Quedar para un entrenamiento de trail con Miguel Angel, Jose, Luis y Dani. Mirar la meteo, comprobar que predice buen tiempo de las 7 en adelante. Echar a correr a las 8, rumbo a la cima de Peñota una vez más. Verse cerrar el cielo según subes. Sentir las primeras gotas. Oír un trueno. Primeros rayos. Llega el diluvio. Granizo a ratos.  Rayos y truenos a cada minuto. Senderos convertidos en arroyos por los que chapoteamos. ¡Bienvenidos a una tormenta de verano cualquiera en el Guadarrama!

Los senderos canalizan la descarga de agua hacia el valle. 


Pues esta es nuestra pequeña historia de ayer. Una tormenta de media tarde que debió haberse ido a partir de las siete lo hizo así de principio, pero a cosa de las 8 y media quiso volver a saludarnos. Y bien que lo hizo, nos pilló subiendo a la cresta de Peñota. A Dios gracias, ibamos aun bien resguardados entre los pinares de La Fuenfría de modo que la cosa no pasó de una descomunal mojadura y un hermoso espectáculo de luz y sonido con rayos y truenos zumbando por todo el cresterío alrededor. Por supuesto, nos olvidamos de pasar más allá del límite del bosque y una vez cogida la pista de Calle Alta enlazamos con la vereda que desciende en diagonal al Hospital. 



Por el camino, claro, los senderos se había convertido ya en arroyos donde el agua recien caída serpenteaba con rabia buscando el valle. Un espectáculo magnífico, delicioso. Sobre todo para recordar una vez llegados al Asadro de Angel y ya con una muda seca encima. Un día más de correr por montaña en el Guadarrama. Me encanta. :) 



_____________

CORRER POR MONTAÑA BAJO TORMENTA. Algunas fotos











_____________________


MÁS SOBRE RUTAS DE MONTAÑA EN MADRID Y MATERIAL DE TRAIL. 


3 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...

Me pillo por la Sierra de Hoyo y ahí no hay árboles :-( eso si a perder altura a toda velocidad.

Pero es una gozada correr en plena tormenta.

mayayo oxigeno dijo...

confieso que me pasa igual. No es una buena idea y no lo busco nunca, pero si me pilla, correr bajo una tormenta de verano es fantastico en cuanto a sensaciones. :)

Paco Montoro dijo...

Los que vivimos en el Sur y en zonas costeras, nos olvidamos de como es la Montaña de severa aveces. Gran aventura la des tus compañeros y la tuya.

Temas afines:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html