9/3/2011

El guerrero número 6 y los hombres del Norte

He aquí que veo a mi padre, he aquí que veo a mi madre, a mis hermanas y hermanos. 
He aquí que veo la línea de mis ancestros a través de los tiempos. 
He aquí que me llaman y me piden que ocupe mi lugar entre ellos, 
en los patios de Valhalla, donde viven los valientes para siempre.
Ahmed Ibn Fahdlan. "El Guerrero Nº 13"


*Resultados completos de la 86ª edicion de los 90k de Vasaloppet (2011)  aquí 
 

Las cuatro de la mañana. Abro los ojos en la cálida oscuridad de la cabaña. Afuera muerde el frío a -17ºC sobre un metro de nieve. El recuerdo de mi padre, madre y hermanos me llega por un momento con una fuerza especial mientras me ato el pañuelo rojo en la muñeca.  
Bajo de mi litera. De entre las maderas van saliendo uno a uno los miembros de nuestro pequeño comando:  Cuatro hombres del Norte y dos meridionales. Fredrik, Claes, Rickard y  Niklas, con José y este humilde servidor de Alá llegados no desde Damasco, sino desde Al-Mayrit en las tierras de Al-Andalus. 

Nos equipamos para la lucha: Túnica, corselete, coraza, sobrevesta, botas, guantes dobles y hasta cascos bien calados. La bestia está ahí fuera, esperando. Cuentan las sagas nórdicas  que muerde y devora cada miembro que no lleves completamente envuelto y protegido. 
Llega a la puerta de la cabaña un carretero, guiando un curioso vehículo muy popular en estas tierras. Lo llaman "volvo".  En su carro avanzamos rápido hasta la armería. Recogemos palos  y tablas bien engrasadas, que nos permitan pelear durante horas cuerpo a cuerpo entre bosques y nieve. 


Fredrik revisa el filo de sus armas antes de partir
A nuestro alrededor se va agrupando todo un ejército. Hasta 16.000 almas se han juramentado hoy para seguir las huellas del rey Gustav Vasa en su revuelta contra el tirano. Será una larga marcha por los bosques nevados de Sälen a Mora durante 90km.  Arden las hogueras.  En apenas unos minutos, el frío me ha mordido hasta las puntas de los dedos. Giro con fuerza los brazos y siento el dolor de la sangre que vuelve a las yemas.  ¿Podré aguantar esto durante horas? Yuyu.


Amanece sobre Sälen. Las tropas están formadas y dispuestas.

Al fin siento el primer rayo de sol en la cara. ¡Fuerza! El ejército entero se apiña sobre el llano. Todos unidos, antes de partir ejecutan un extraño ritual de movimientos al compás sin desplazarse del sitio. Curiosa combinación escandinava de estiramiento-calentamiento ante el frío que nos rodea.  Cuando se da la orden de partida, la carga de los hombres del Norte arranca con ímpetu descomunal. Tanto así que estos dos pobres meridionales somos -casi- literalmente arrollados por ella y quedamos de inmediato atrás en la marea, descolgados de nuestro grupo de combate. En mi caso, aún lograré reencontrarme con Fredrik y Claes unos minutos más tarde. Sin embargo, ya no volveremos a ver a José hasta el final de la odisea
.

 
Trazado de la Vasaloppet: 90km de Sälen a Mora a través de mares de nieve y selvas de abetos

Todo ese ímpetu se estrella sin embargo antes del primer kilómetro contra un muro de 150 metros de desnivel y apenas 30 metros de ancho. Embudo imposible para esta horda. Paso a paso, en equilibrio sobre las tablas vamos remontando. Aquí y allá se parte un bastón o salta una fijación, dejando un guerrero desolado detrás. Miro atrás, y apenas veo cien almas tras nosotros. ¿Cómo es posible que acabemos de salir y ya vaya el último? Novato, novato, novato. Vuelta a mirar para adelante. 
Embudo de salida clásico de toda Vasaloppet. Supone entre 45´a 1h de parada para un corredor del pelotón.

Casi una hora despues corono el embudo. La pista se abre al llano y al fin podemos mover las tablas. Por el camino, he perdido contacto con mis compañeros. Excepto Claes y Fredrik, los demás miembros del equipo habremos de dar esta batalla por nuestra cuenta.  
Y a ello vamos. Kilómetro tras kilómetro las tablas cortan la nieve. Bosques, lagos, cabañas. El paisaje que nos envuelve me embelesa. Tambien la organización, que ha balizado una cuenta atrás de kilómetros a meta. En el camino hemos de cruzar siete controles, a intervalos de 10 a 13km. El hombre del Sur, con poca confianza en su talento para este tipo de lucha, ha salido con todo el equipo a cuestas como precaución. Frontal, forro polar extra, líquidos, sales, comida, gorro y guantes extra. Mientras, la mayoría de los nativos que avanzan conmigo apenas llevan nada encima. Según pasan las horas, veo confirmarse de nuevo el viejo adagio "Allá donde fueres..." 

La colocación y calidad de los avituallamientos es tan buena que nunca pasaré mas de 90 minutos entre uno y otro. Al llegar a cada uno, un sonriente voluntari@ se me acercará con una bandeja llena de pan y de vasos con tres líquidos calientes a escoger: Isotónico, consomé o sopa de arándanos. Impresionante. 
Avanzaremos por miles durante horas, y lo hacemos casi en un silencio reverente que me sorprende. Tan diferente de los ruidosos chistes, comentarios y maldiciones que jalonan cada carrera ibérica.
Y sin embargo, quizá sea esa muda determinación en carrera su secreto. Más del 94% de los efectivos de esta tropa culminarán con éxito hoy esta marcha feroz de horas a bajocero. Magnífico. 

En mi caso, vistos mis ritmos de entreno en el Guadarrama, contaba que necesitaría prácticamente las 12h de tope máximo y, de lograrlo, cruzaría meta ya en plena noche. Sin embargo, una vez cogido el ritmo de crucero pude notar que el río de dorsales me arrastraba en carrera.  De alguna forma, la fuerza de ese abuelo que me pasa braceando rítmico y fluido por la izquierda sobre unos esquís de madera;  o la mirada fija al frente de esa Ulrika que dejo atrás por la derecha me contagian su coraje. 
Tambien yo me calo el casco hasta las cejas -cada ráfaga de este bajocero corta- y sigo impulsándome buscando el compás y la soltura de mis compañeros.  Pero aún dudo, mucho.

Solo al pasar el ecuador de carrera -kilómetro 45- en 5h15 me siento por fin convencido de lograrlo. El sol sigue brillando con fuerza y numerosos grupos de motos de nieve han salido a animarnos y apoyar con puestos y hogueras a los márgenes de la corriente que formamos. Es momento de disfrutar: De los bosques, del siseo de las tablas sobre la nieve, incluso del dolor que nos lacera brazos, hombros y cuello.
Corremos siempre hacia el Este. Entro en los ultimos 20km con un sol frío dándome los ultimos ánimos en la espalda. Durante los 10k finales corremos ya en un crepúsculo grisáceo entre los abetos. De cintura para arriba me duelen músculos cuya existencia desconocía hasta hoy. Y sin embargo, estoy disfrutando como reno en prado herboso. 

Pancarta de  2km a meta. Como un resorte, mis compañeros aceleran sus braceos. No es mi caso, prefiero dejarme ir saboreando este momento. Ultimo kilómetro, ya en plena noche. Un centenar de velas sobre la nieve jalonan la pista tras el mojón.  Se me quedan grabadas en la retina. Una larga recta, focos y banderas al final. Es la meta. Han sido 10h18 de tiempo oficial desde que se disparó la pistola.  

Detalle de pasos por cada control. El paso x control 1 (Smagan) incluye  45´parado en embudo

Mi Garmin me cuenta más detalles: Han sido 9h19 en movimiento, quitando los atascos varios. Ni en mis mejores sueños cabía esto cuando Fredrik nos apuntó. Menos aún mientras rodaba jadeando con los rullskidor en Enero Navalmedio arriba, Navalmedio abajo, algo desquiciado por la falta de nieve en nuestros montes. Pero ahora estoy aquí, tras la pancarta de meta. ¡Alegría! 
Celebrando. Fredrik, Sergio, Niklas y Jose ante pancarta meta. Foto: Rickard

Apenas cruzado el umbral de Mora,  mi día se completa con una llamada de Niklas: Sí, todos mis camaradas están bien. Los cuatro hombres del Norte cruzaron antes que yo, claro. Tiempos oficiales: Niklas 7h01 (¡!) , Fredrik-Claes 9h35, Rickard 9h42.  José cruzará un poco tras mí.  Algo magullado, sí, pero con coraje de sobra para seguir en carrera pese a ello. 
Tras una increíble ducha caliente, nos reagrupamos todos en el comedor de corredores. Ante nosotros, platos colmados de estofado de ternera con patatas regado por tanta cerveza como gustemos. Tras nosotros, 90km que ahora nos saben a gloria. El dolor es pasajero...

Atravesamos mares de monstruos y bosques de demonios.
Bendito sea Alá, el misericordioso, el compasivo. 
Que su bendición descienda sobre los paganos que adoraban a otros dioses, 
y que compartieron su comida y vertieron su sangre para que su siervo, Ahmed Ibn
Fahdlan, se hiciera un hombre y un buen siervo de Dios.


Gracias Fredrik. Gracias Claes, Niklas, Rickard y José. 

_________________
*Si tambien disfrutaste con la historia de los trece guerreros, aquí puedes descargarte el guión completo de la película


 

31 comentarios:

Alfredo dijo...

Enhorabuena ¡¡
Me ha cruzado un escalofrio leyendo la cronica de tus ultimos kilometros.
Impresionante experiencia, gracias por compartirla.
Un saludo.

Jorge Gómez dijo...

Qué lujo. Humildemente te saludo, oh guerrero. Espero que no tardando mucho, pueda "combatir" a tu lado en las montañas...

Eres grande.

Mikel dijo...

Enhorabuena Sergio, esos últimos metros tuvieron que saber a gloria.
Un saludo.

mayayo dijo...

Gracias Alfredo. Ahora puedo decir que ha sido una experiencia fascinante. Pero cuando estaba en la línea de salida muerto de frío me veía más bien como un tarugo integral. A veces, uno vale más de lo que piensa. Y por cierto, me alegro mucho de ver que ya vas de de vuelta al trotar. Caerá la Media de Madriz por fin en ruta a Mapoma?

Ese Pardi! De guerrero a guerrero, ventiocho horas alrededor del Guadarrama te contemplan. Y nos volverán a ver a los dos,paso a paso, seguro. El cuando y el como, es lo de menos :-)

Ni te imaginas,Mikel. Aunque iba tan vacío al curzar meta, y el viaje iba tan ajustado en todos los tiempos, que no empecé de veras a disfrutar la carrera hasta despertar de vuelta en Madriz.
Y por lo que veo, compartiremos tambien paseo alrededor del Guadarrama allá por Julio, no? Ganas tengo, ya, jaja.

Isabel Soria del Río dijo...

Genial Sergi. me ha encantado

Isabel

Lander dijo...

¡¡Que aventura, que imagenes, que carrera¡¡ Me encantó. Felicidades y gasias por enseñarnos estas cositas tan chulas.

Un saludo.

Pablo Vega dijo...

¡Bárbaro!.

¡Reto superado!. A por el siguiente...

Toneladas de sana envidia inundan mi cuerpo.

cicli1 dijo...

pues aqui hay otra, eso si mas esquwematica y menos poetica
http://cicli3.blogspot.com/2011/03/cronicas-de-la-vasa-xiii-la-carrera-mi.html

Aunque lo realmdente importante es esto
http://www.facebook.com/home.php#!/pages/Manifiesto-de-Apoyo-Enfermedades-Invisibles/162864880415308?v=info

MJ dijo...

Gratulerer med gjennomført Vasaloppet. Hilsen MaYo fra Norge

mayayo dijo...

Isa, mil gracias por estar ahí pendiente de todo el día de carrera :-) Y felicita de nuevo al capitán del comando, todo un líder.(en serio)

Lander, que alegría oirte. Bueno, nos espera un largo verano de rocas y carreras, no? A ver si compartimos alguna otra aventura por ahí ;-)

Bueno, Pablo, tu eres otro de los que va por ahí buscando nuevos caminos...aunque a veces (WS2011) nos dan a todos con la puerta en las narices, verdad? :-D
Me alegro de ver que ya andas mucho mejor, espero verte pronto a tope peleando las carreras como sueles. Aupa!

Cicli, lo primero enhorabuena por tu Oppet Spar, hiciste una gran carrera. Por no hablar de la "aproximación" hasta la salida, a pedal. Me alegro tambien de poder contribuir a la difusión de tu proyecto.

mayayo dijo...

Takk kan May, det er alltid en glede å se disse nordiske landskaper :-)

Dani dijo...

Muchísimas felicidades! Impresionante la foto del embudo....

Zerolito dijo...

Qué grande, Sergio. Enhorabuena de corazón. Todos sabíamos que ibas a terminar con esa sonrisa -muy inteligente tu estrategia en los dos últimos km-. Has vuelto a dejar tu pabellón en lo más alto.

Disfruta ese regusto aventurero ;)

DIARIO DE UN CORREDOR.... dijo...

Gran prueba y magnificamente contada, ha sido un auténtico placer leerla.
Enhorabuena por haber logrado llegar y por ese tiempo tan magnífico.

Mis respetos desde las tierras del norte

mayayo dijo...

Si era impresionante, si, Dani. sobre todo estar alli clavado en mitad de la marea y ver tablas y palos por todas partes...como estar dentro de un alfiletero :-)

Salud, Jesus! Pues tenías mas fe en mi que yo mismo. No estaba yo convencido hasta que pasé el ecuador. Pero es que estas aventuras que no sabes si podras son las mas agradecidad, creo. Y ganas tengo ya de lo que nos espera este Verano por el monte. A ver cuando nos echamos una trotada a ver a Lara o alguna de sus amigas, jaja.

Me alegro q te guste, Jerónimo. Impresionado me han dejado por la organización y las dimensiones de la carrera. Ah! Y por cierto que llevé siempre a cuestas el pañuelico rojo de la tierra en carrera, que menos :-)

Barney dijo...

¡¡Bravo guerrero!! Has demostrado una vez más que eres un aventurero desde los pies a la cabeza; Impresionantes las imagenes del embudo de salida... Una experiencia más a la saca y el corazón viviendo emociones renovadas. ¡grande eres Sergio! Un abrazo

wild runner dijo...

Serio, mi más sincera enhorabuena por otro nuevo reto que has completado. Ha tenido que ser una experiencia muy emocionante. Bravo!!

Todos estábamos seguros de ti ;) Y la foto del embudo habla por sí sola jeje.

mayayo dijo...

Salve Roberto. Tu tambien estas de enhorabuena despues del carrerón de Barcelona, eh? :-) Por mi lado si, me gusta eso de ir aprendiendo o descubriendo cosas nuevas. Claro que...aprendiz de todo, maestro de ná, jaja.

Hola pedrito corcheas! Ha sido un viaje redondo, por todo: Compañía, paisajes, ambiente y rendimiento deportivo. Pero cuando arranqué de veras que era como tirarme a la piscina. A Dios Gracias, todo salio bien. Ahora, espero poder compartir unos kilómetros contigo mas pronto que tarde

anita (la gurisa) dijo...

qué bárbaro! qu{e aventura! me imagino esa llegada en medio de las luces de las velas y se me pone la piel de gallina...

FELICITACIONES!!!

Y me parece increible esa cantidad de gente junta haciendo esa carrera... mientras andaba por mis sierras de tandil, leia por el Facebook y pensaba... "se habrá equivocado y le agregó un cero de mas!!!"
jaja

mayayo dijo...

jaja, si que fue una aventura, Ana. Mas por mi falta de dominio del deporte que por la organizacion que es verdaderamente buena. Claro, que quizá sea necesario un civismo como el de aquellas tierras para poder manejar una masa asi y que todo salga redondo. Viajar y probar cosas nuevas abre la mente, eso seguro.
POr mi lado, me vuelvo más que contento. Probablemente repita incluso :-)

chelis dijo...

Enhorabuena Sergio.
No hay nada que se te resista.
Tremendo, compañero.
Una experiencia para disfrutar durante mucho tiempo.
Nos alegramos de este nuevo éxito, más si cabe al ser en "territorio hostil"
Haciendo un simil con los jamaicanos del bosley, si fueras idem a tu vuelta te hubieran recibido con banderas y pancartas.
Siendo navarro, tendrás que contentarte con los parabienes que se dejan caer por aquí.
Felicidades y a seguir innovando.

mayayo dijo...

Ya tienes razón, Chelis :-)
Pero bueno, los que andamos en esto lo hacemos por el placer/alegría de conocer cosas nuevas, gentes nuevas y un poquito más de uno mismo, quizá.
Lastima que este 2011 no pudieras estar al nivelazo 2010 por Gran Canaria. El talento es importante, claro, pero no poder entrenar cosas tan duras a fondo se paga. A ver si puedes sacar tiempo de donde no hay y volvemos a verte en tu lugar en cuanto arranque la temporada :-)

Chusta dijo...

Que buen relato Sergio, y que gran carrera has tenido que hacer. Las sensaciones deben ser impresionantes en un paraje en el que no estamos muy acostumbrados. Bravo.
Un abrazo.

Atalanta dijo...

Enhorabuena. Sin duda, una experiencia inolvidable. Pasarán los años y reelerás este gran post para volver a emocionarte.

reteshop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mayayo dijo...

Seguro que te hubiera gustado, Jesus. Y por cierto, en verano corren allí una de relevos sobre idéntico trazado. Una idea, eh? :-)

Gracias Atalanta. Sería fantástico si es como tu dices. Sin duda, esa es una de las cosas hermosas de los blogs que poco a poco vamos perdiendo ante los caralibro y similares

Carlos dijo...

No sé qué te envidio más, Sergio, si la aventura o la capacidad para contarla. Grandones son estos suecos, rediez...

Un abrazo. ;-)

mayayo dijo...

Descomunales los suecos serán, mi padawan. Pero los arévacos aún más duro pegarán si así fuera.
De la nieve al granito: Pronto nos espera el MAM y unos cuantos paseos entre las peñas. Lo cogeremos con muchas ganas, seguro

Un abrazo,

Commedia dijo...

No me imagino cómo se puede romper un palo de esos, bien fuerte le tienen que dar. Completo, muy completo este deporte. A ver si enredo a alguno en casa, aunque para ir a Vasaloppet tengan que pasar unos añitos.

Abrazos,
Eduardo

Emilio dijo...

Enhorabuena Sergio.
Odin te ha protegido y has salido venturoso. El Vallhala y Bragi pueden esperar durante mucho tiempo. Los hombres del Sur (de Europa), se han rebelado, y tú has sido nuestro enviado.
Un abrazo.
Pdta. Por cierto te vas a venir a correr el Animal Trail a Málaga??

mayayo dijo...

Cierto Eduardo, aunque ya les ves en las fotos a los cracks de este deporte...no se sabe donde tienen mas potencia, si en tren superior o inferior. Que bárbaros! Como que unos añitos! saca esas tablas del armario ya hombre, la aventura es la aventura :-)

Me alegro de tenerte de vuelta por la blogsofera Emilio, unas semanitas te has tomado, y se te echaba en falta. El SNUT viento en popa, imagino, no? Cuenta, cuenta.
Del Animal, ahora me miro despacio todo lo que has puesto y a ver si cuadra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html