22 ago. 2015

Haría Extreme 2015, crónica personal: Descubrir Lanzarote. Disfrutar una ultra.


Esta Haría Extreme 2015 en Lanzarote suponía para mí retomar muchas viejas costumbres. Y hacerlo de una forma fresca y nueva: Llegaba a una carrera que no conocía y de la que tenía excelentes referencias. Incluso era la primera vez que visitaba esta, ahora lo sé, bellísima y muy particular isla.

Tambien, en lo deportivo, era un retomar los ultras. Tras unas 30 completadas, me saturé y necesitaba tomarme un respiro, sin afrontar ninguna más desde aquella Ultra Mallorca de Abril, cuatro meses atrás. Así pues, vamos con una historia que esta vez, sí tuvo final feliz. Deportivo y personal.

En meta Haría Extreme 80k bromeando con Zaid quien llegó segundo, 3h30m antes que yo. (¡!) 
.
En la previa tal como os comentaba aquí, no podía ir con más ilusión...ni más inseguro de como rendiría ante el calor y humedad isleños. La acogida, sin embargo, no pudo ser más dulce, con Susana y todo el equipo de la Haría Extreme pendientes de hacer la prueba lo más amable posible a los corredores. Antes, durante y despues del dorsal.

 Y además, luchando por hacer de este un evento que crezca de año en año. Si quereis saber más del conjunto del mismo, aquí la crónica deportiva, resultados y fotos de sus múltiples carreras: Infantil, 10km, 26km, 40km...y la ultra de 80km que era la mía. Vámonos con esta última, pues, vista desde dentro.

Son las 4.55 de la madrugada y acabo de llegar a la salida de la Haría Extreme 80km. Un poco justo, que salimos a las 5AM, pero es que el estómago andaba revoltoso...esperemos que se porte bien en carrera.

Ambiente familiar en la salida, con un centenar de dorsales en la plaza del pequeño pueblo de Lanzarote que hoy nos acoge. Y eso sí, casi todos veteranos ultreros curtidos en esto. Los elites incluyen a gente como Zaid ait Malek, David Lutzardo, Iván Ortiz, Alvaro Rodríguez, Jose Manuel León, Pedro Bianco, etc.. Los populares, en su gran mayoría han pasado por varias ediciones de Transgrancanaria y Transvulcania, como es tambien mi caso.

¿La mejor noticia del previo? Pese a correr en pleno Agosto, estamos de suerte. La temperatura no pasará de 25ºC en carrera, con el cielo cubierto gran parte del día y un fuerte viento a todas horas, oscilando de los 25 a los 50kmh. Costará mucho correr en llano contra el, claro, pero iremos bastante frescos para estas fechas.



¡Nos vamos! Salida barranco abajo desde el pueblo, para encarar luego una pista. Todos rodandito, comprobando, comprobando sensaciones. Para mí, el gran objetivo hoy es correr evitando los calambres. Hace ya un año que los padezco en cada ultra, tras las primeras 3 horas, tome lo que tome antes o durante las mismas. Hoy decido salir a ritmo más bajo para prevenir en lo posible, trato de obligarme a correr sobre los 140 latidos, ya ves tu.

Pasamos al trote por Malpaís, una zona delicada entre rocas volcánicas y arbustos espinosos donde cualquier caída supondría unas heridas importantes. Un paisaje fascinante para quien vive entre los pinares y el granito del alto Guadarrama, como es mi caso.

Así paso el primer control (La Quemadita) tras 13km de carrera en el puesto 62º , Me ha llevado 1h23 cuando el líder Zaid lo pasó en 1h justa. Suave es la noche, sí. Poco despues llegamos al pueblo de Orzola, y corremos al borde mismo del mar mientras asoman las primeras luces sobre el Oceano. ¡Qué espectáculo!  No hay grandes multitudes a nuestro paso, cierto, pero a cada paso e incluso en los lugares más inesperados nunca faltan aplausos y ánimos de locales y voluntarios.

Amanece mientras arrancamos las primeras trepadas y pasamos a la otra vertiente de la isla dondde de nuevo corremos al borde del mar, a ratos tropezando con grandes piedras pulidas, a ratos flotando sobre la arena fina empapada por la marea.  Corro este tramo con Jacobo, veterano de la prueba. En la cabeza de todos está el paso clave de carrera, la escalada (literal) del acantilado de Guinate, cuerda incluida...y ya estamos al pie.

Un muro, un paredón vertical desde cuya cima resuenan los altavoces con música wagneriana. Mejor intentar sentirse Walkiria o Nibelungo que cucaracha trepando este farallón, sin duda. ¡Y vamos! tramo duro, feroz, pero disfrutón si vienes del monte. Animos del publico en lo alto, que se agradecen de corazón cuando llega uno fundido a lo alto. No quiero ni imaginar el estruendo que habrá sido el ver pasar aquí al maestro Marco Olmo, compañero de dorsal hoy en carrera. Lujazo

Marco Olmo, la leyenda, remontando la cuerda en Guinate como un juvenil. 

.


Tras coronar Guinate sumo ya 4h15 de carrera para estos primeros 34k y marcho el 52º. Físicamente estoy muy contento al no haber sentido los habituales calambres tras las primeras 3 horas. Jacobo ha trepado como un tiro y marcha disparado por delante. A cambio, engancho aquí carrera con el tinerfeño Alex, con quien compartiré charlas, risas, maldiciones y tragos casi hasta la misma meta. 

¡Y venga parriba! Guinate no es el final de la trepada, no, que aun queda subir un rato más. Aquí me encuentro a Susana y Memphis, animando y foteando. Pequeño gran subidón de moral verlas allí a la vera. Nos hacen una foto para el recuerdo y venga, dale...


Una vez bien de día ya, el calor se nos viene encima por rachas, pero tambien lo hace el viento. Las crestas van siempre bien servidas de rachas que refrescan el cuerpo. Aun asi, bebo, bebo y bebo tanto como me entra. Y echo cada 45 minutos o así una pastillita de sal para el cuerpo. De comer...de eso no me entra mucho, la verdad, plátanos de vez en cuando y sandías enteras, que es lo que me pide el cuerpo.

El tramo por lo alto de los farallones, colgados sobre el mar es maravilloso. Vistas inacabables sobre el mar que luce a pico bajo nosotros. Luego sabré que esta zona es tambien la elegida por los isleños más desesperados para poner fin a su vida con un último vuelo sobre las olas, disparados con el coche acelerado a fondo, al más puro estilo "Thelma y Louise". Estremecedor.

Mientras bajamos a buscar el paso del ecuador en Haría, tengo un primer amago serio de calambre. Bajo ritmo y me chupo, poco a poco una pastilla efervescente de sales. Un truco de ciclista que me enseñara Javier Castaño y que, al menos en este caso, va redondo. La razón? quizá el autoengaño al cerebro que al notar el cosquillo de sales y azúcar en la lengua entiende que "llegan refuerzos ya" y permite relajar músculos. O será otra cosa, ya me gustaría yo saber como manejar este mi dilema muscular. :)

Paso el 40k en Haría en 5h05, bien! Mi objetivo de carrera es marcar sub12h para estos 80k/D+2800m ya que en Transvulcania 2013, que fue quizá mi carrera más similar, sus 73k/D+4.000m me llevaron 11h51. De momento, al paso de media carrera parece que bien vamos...y vuelta a trepar de Haría hacia el farallón.

Haría Extreme 2015 (80k/D+2800) Panorámica completa de carrera. Salida hacia Guinate y vuelta por La Montaña. 


Pasado Haría comparto un buen tramo de kilómetros con Rubén, mientras subimos y bajamos de nuevo por el farallón. Por desgracia, una rodilla sensible le impide marcar ritmo en el técnico y largo descenso hacia Famara. Aún así, sabrá manejar la carrera para terminarla con ganas.

En este descenso me reúno una vez más con Alex. Su compañía será vital en todo este tramo medio, De Famara a La Montaña y más allá abundan los tramos pisteros semi llanos, batidos por el viento de frente. Correr contra esos 30-50kmh es como hacerlo lastrado y toca alternar ratos empujando a la carrera con otros recuperando al paso.

Al fin, pasamos el control de Lomo Cumplido en el 66k tras 9h06 de carrera y en el puesto 42º. Zaid pasó líder por aquí en 6h, Eso es correr con talento. Lo nuestro, conste, es ilusión y rasmia, cada uno disfruta a su estilo pero esto no es fácil para ninguno. Nos toca el último gran descenso, técnico primero entre roca volcánica, sendero revirado despues que nos lleva de vuelta al mar, buscando el último control en la playa de Arrieta.

Llegar se hace largo, pero el tramo de cantos sobre las olas, aplaudidos por todos los bañistas se agradece. Sandía, sandía, sandía..y ultimos 7km a  meta remontando la barranca que nos viera salir. Por el camino, algún salao nos ha trazado la prueba a la vera del mar...tanto así que al subir la marea no hay forma de evitar que me suba el mar hasta los tobillos. Qué sensación esa agua salada contra mis heridas en los pies, aghhghghg. Cariñoso recuerdo aquí para la familia del trazador mientras de nuevo Alex y yo encaramos otro tramo de carrera.

A estas alturas, mi cuate va mucho más entero y en el tramo final se marchará algo por delante cara a meta. Por mi lado, sigo peleando contento. Está claro que el sub12 lo tengo y más aun, la cosa puede andar ahí ahí con las 11h30 si me lo peleo. ¡Haría! Aunque la cuesta final oyendo la megafonía y trepando por el asfalto ya en pleno pueblo se me hace eterna, todo se acaba. Mi reloj me dice que sí, que esa 11h30 va bene..pero toca empujar hasta el final para ello.

Al final serán 11h30m21s de tiempo oficial. El corazón a ritmo medio de 129 latidos y buenas sensaciones. Una alegría personal el volver a oír a un locutor, Jaime en este caso, pronunciar mi nombre al cruzar la línea. Hacía muchos meses ya...


Alegría en meta, compartida con una afición que nunca dejó de animar. Foto: Angel Crespo. 


Tras la meta, un abrazo con Alex, un beso con Memphis y a ponerse al día, caminando como las muñecas de Famosa, de cómo les fue a los amigos en carrera: Ganaron David y Raquel, Zaid segundo, Alvaro tercero...pero todos coinciden que ha sido una prueba dura. Para mí, tan dura como linda. Una carrera con enorme personalidad, donde correr como en familia y que me ha permitido descubrir y disfrutar un paisaje mágico, diferente por completo.

El día despues... Disfrutamos del mar en un  delicioso crucero de élites y populares a La Graciosa, charlamos, nadamos, reímos y vuelta a casa. Un encanto especial el gozar de grandes carreras que son aún lo bastante "chicas" como para poder vivir momentos así, compartidos con gran parte de quienes ayer padecíamos dorsal al pecho o animando al pelotón.





MATERIAL EMPLEADO: No fue fácil elegir para una carrera desconocida en una tierra que visitaba por primera vez. Y sin embargo, quizá con algo de fortuna, lo elegido me fue bien.
  • El kit completo: Zapatillas Supernova Riot 6, pantalón Izas, calcetines y camiseta Coreevo, mochila Salomon 1L más riñonera UD Jurek endure 60cl, frontal Petzl Nao.  
  • ¿De comer y beber? Barritas Energy fig, Geles y pastillas efervescentes GUenergy, Cápsulas de sal Saltsticks. Sirope de glucosa mezclado con agua en la riñonera, a modo de comida líquida.  En los avitus, plátano y sandía, más 1L-1,5L por puesto. 
Salida Haría Extreme 2015. Foto: Organización. 


HARÍA EXTREME LANZAROTE 2016: YA FALTA MENOS. Dicen que en 2016 la cosa se irá a los 100km para hacernos del tirón la travesía de la montaña sagrada en Timanfaya hasta Haría. Que además, lo pasan al 19 de Noviembre, para no pasar tanto calor. ¿Y tu, qué piensas...?


¡ A mí, reservénme un dorsal desde ya, por favor!  :) 



_________________


MAS SOBRE RUTAS DE MONTAÑA Y MATERIAL DE TRAIL RUNNING.
_________________________
Info redactada por Mayayo Oxígeno para Blog personal Mayayo

No hay comentarios:

Temas afines:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html