14 sept. 2015

ULTRA CANFRANC-CANFRANC: Cuando la montaña manda

.

Hay ocasiones en que las carreras de montaña nos recuerdan que son, ante todo Montaña. Son ocasiones en que las condiciones meterológicas hacen inviable completar la prueba como estaba prevista y obligan a neutralizar a todo o parte del pelotón. Así ocurrió en casos como la Ultra Trail Mont Blanc del 2010, la Ehunmilak del 2013 o más recientemente la Emmona de hace unos meses.

Así ocurrió ayer, al ser neutralizada tras 18 horas de carrera la Ultra Canfranc Canfranc, sometida a las inclemencias de una alerta naranja de tormentas que descargó con ferocidad lluvia, vientos y granizo. Y allí estábamos nosotros: Pequeños pararrayos bípedos ambulantes, coronando cabezones cima tras cima y collado tras collado. Esta es la historia de nuestra pequeña odisea.

Clasificacion Ultra Canfran Canfranc 2015 PROVISIONAL 13sep15

Descendiendo Canal Roya tras 50km de carrera, en un momento de respiro de la meteo. 

 __________________

 .
ULTRA CANFRANC CANFRANC 90km

Crónica personal Mayayo.  Neutralizado en Astún tras 70km (Tiempo: 17h55m) 

 Medianoche en la Estación Internacional de Canfranc-Canfranc. Ruge el "Blanco y Negro" de Barricada mientras poco más de un centenar de ultreros curtidos piafamos en la salida de la Ultra Canfranc-Canfranc.  Estamos en la edición inaugural de una carrera que nació como muy exigente travesía de montaña sobre 100km/D+8.848m y que los partes meterológicos han obligado a reconducir a un recorrido alternativo cuyo perfil téorico podeis ver abajo

Ultra Canfranc Canfranc 2015: Recorrido previsto finalmente tras ajustes


Aun no lo sabemos, pero hoy acabaremos al final sumando en meta unos 90km....solo para los 42 primeros miembros del pelotón. Serán los únicos que den la vuelta completa a este tramo del Pirineo Aragonés, con techo de carrera 2.600 metros de altitud y crucen  meta dorsal al pecho. Los demás, nos repartiremos entre unos 50 que se verán forzados al abandono y otra veintena que finalizaremos carrera siguiendo órdenes de la organización en el punto de control donde nos alcance la orden de neutralización que se dará 18 horas despues.


Pero ahora, a las doce de la noche solo pensamos en correr como fieras montaña arriba... Saludos y abrazos con Borja, Gorka, Ramón, Egoitz, Santi. Alberto, Ro, Manuel, Vlady, Urko,..es un pequeño mundo este y nos conocemos gran parte de nosotros. Así son los grandes ultras de montaña: Cada dorsal a tu vera es mucho más un compañero que me ayudará a sacar lo mejor de mí frente al monte que un rival deportivo.

Con Borja Valdés en la salida, los dos cubriendo la prueba desde dentro para Carrerasdemontana.com


¡SALIMOS! Por fin Jaime da la orden como locutor de carrera y allá que nos vamos. El pelotón sale vertiginoso y los primeros tramos por las calles de Canfranc en descenso van a 4.15 el kilómetro ¿?¿?. Llega la primera rampa que supondrá un kilómetro vertical del tirón y el ritmo no cede, pero ¿Con qué gente me he juntado yo hoy? Vamos a morir todos si seguimos así... :)

Curiosamente, apenas arrancamos las primeras zetas del sendero a La Moleta por el bosque, acoplamos nuestros ritmos Francisco y yo. El viene de Málaga, compañero habitual de aventuras de clásicos ultreros como Mark y Fali. No pararemos de charlar durante horas y horas, haciendo más llevadero el calvario que ahora arrancamos.

Van pasando los kilómetros: Final sendero zetas y pista del carrerón hacia el Ibón de Ip. Apenas antes del mismo pisamos primer control y rápido avitu. Sopla el viento y hace fresco, cortavientos para todos pero el frío aun no muerde. La ascensión a cima de Collarada no se puede rematar por el viento y niebla en lo alto, pero trepamos a ciegas por los canchales hasta 2.600m antes de pisar el collado y echar a bajar por una canal pina. Muy pina y con un piso de gravilla y roca suelta deslizante que nos hace caer,levantar mirar al fondo que no se ve y pasar un rato de miedo. Ambientazo. Y acabamos de empezar... Van 3h30 para los primeros 13km, cuando volvemos a pisar la orilla del Ibón para seguir camino bordéandolo.

Ascenso y descenso nocturnos de Collarada entre la niebla. Delicado. 

De momento, Francisco y yo seguimos de charla, a lo nuestro. Parada de cinco minutos al paso de vuelta por control de Ip y venga. El pelotón pasa volando por aquí, sin detenerse apenas, pues ya se hace sentir el frío para todos.  Trotando la pista del carretón de vuelta hacia la Moleta saltarán en algún punto los tacos con las dragoneras de mis palos. Una pena, pero es lo que tienen estos bastones Grivel del Tor. A cambio, aun sin dragonera, llevo empuñadura de fácil agarre así que las siguientes 12 horas serán trincando a pelo los bastones. Desgasta más y te arriesgas a perderlo volando en un traspies monte abajo, pero es lo que hay.

La Moleta tampoco está para coronar  hoy, la saludamos pasando por su falta y seguimos sendero rumbo al refugio Buena Vista. Tras pasarlo cumplimos ya unas 5h30 de carrera para apenas 25k y por fin bajamos  de los más de 2.000 metros de altura donde llevamos corriendo las últimas cuatro horas, disfrutando la gélida madrugada alpina.

Curiosamente, en ningún momento nos perderemos apenas un solo metro del trazado. Y conste que el balizaje tenía tramos nada claros. Sin embargo, de una u otra manera Francisco y yo vamos logrando encontrar baliza tras baliza y dar con el trazado oficial. Tras la dulce bajada en largas eses por el Barranco de Epifanio hacia los alto de Canfranc, sendero en travesía para tocar Coll de Ladrones. Allí está Javi Martínez, veterano fotógrafo de las carreras de montaña que ha llegado aquí con el equipo de Energy Fig, patrocinador de la carrera. Saludos, animos y un control con un mínimo de comer/beber para las horas que nos esperan hasta el siguiente en el Collado de Izas.

Francisco y Mayayo. Retrato en Coll de Ladrones por la cámara de Javi Martínez

En este último tramo, ya con el suelo mojado he ido dando patinazos a menudo. Hoy elegí calzar las Dynafit Pantera para llevar el pie bien protegido por abajo, por arriba y laterales ya que esperábamos miles de topetazos con piedras. Y eso lo cumplirán perfecto. A cambio, su suela indestrucbible no es, por su propia dureza la más adecuada para traccionar en piedra mojada, donde manda la goma blanda. En fin,  no se puede tener todo siempre...pero eso si, mis pies acabarán las 18 horas de aventura sin ampollas ni heridas relevantes, pese a ir empapados durante las últimas 10 horas.

Porque es aquí, apenas pasado el Coll de Ladrones tras 6h30 de carrera donde desagua el primer gran aguacero de la noche.  Mi gps se pierde y suma aqui cinco km de más, reacción a la meteo feroz, asumo. Mientras, nosotros nos hemos puesto ya encima el kit de frío/agua al completo: Para Francisco, incluye hasta guantes y capa de agua sobre su cortavientos y pantalón plástico.

Para mí, camiseta de lana Lurbel de primera capa, chaqueta ligera Inov8 y mallas largas 2XU MCS. Así aguantaré las 18 horas, bajo lluvia, viento y granizadas con buena sensación en todo momento. Tan solo me tuve que cambiar de calcetines en el km50, empapados como andaban. En eso, no pude acabar más contento. Acertar con la ropa y el abrigo en infiernos como este no tiene precio. Y se aprende más y más para la próxima que llegue.

Amanece ya y remontamos el valle de izas al completo, incluyendo una trepada vertical entre piedras para saludar al Pico Porrón y crestear luego hasta el telesilla de Formigal donde está el avitu. Aquí llegamos en un trenecito de unas seis unidades, tras habernos dado DE FRENTE! con Urko y Antonio que venían...en dirección contraria. Se habían desorientado por completo, pero como ya decía al principio, aquí cada dorsal en carrera es una ayuda más, nunca un rival.

De izquierda a derecha, con Antonio, Urko y Francisco, chupando un rayito de sol puntual



Este cuarteto que veis aquí en la imagen arriba compartirá kilómetros y kilómetros de charla mientras bajamos y bajamos el interminable y hermoso valle de Canal Roya buscando la base de vida. Mítico lugar que parece no alejarse y no llegar nunca, cual expediente X. Hasta aquí no hemos tomado aun nada caliente, líquido ni sólido, algo que no debe repetirse por parte de la organización.

A mejorar: Una carrera tan exigente por alta montaña necesita, creo, algo más de apoyo, tanto en algún avitu más previo al Cdo. Izas. como en el surtido de comida/bebida de cada uno. Isotónico variado nunca faltó en ninguno de los que yo pasé, pero de comer...para mi fue el "Ultra Huesitos" pues si no es porque pude comerme más de una docena en el total de carrera. No había mucho más donde elegir en la mayoría de avitus y la verdad, tal como retratan la fotos, las condiciones pedían caldico y algo de chicha caliente con que templar el cuerpo.

Y aun quedaba el tramo más feroz en lo alpino: Sendero a media ladera por Canal Roya hasta pillar la vertical del Vértice Anayet...¡y venga parriba! Nos esperan los 2.450m del pico, donde el viento muerde, gime aulla y el frío es salvaje.

No tengo palabras para describir el coraje y buen humor que nos transmite el grupo de voluntarios allí apostados, protegidos apenas por una loneta que han puesto "para que no se nos vuele el vértice" como bromean ellos mismos ¡GRANDES!


Voluntarios Vértice Anayet: Magnífico ejemplo para todos. ¡Bravo!


.
Los voluntarios son siempre el alma de las carreras de montaña. Pero cuando las cosas se tuercen y la montaña aprieta a cada ultrero, son mucho más: Porque están ahí, clavados al terreno en lo alto del Pico, del collado o en la umbría del valle. Porque tienen una sonrisa para todos, aunque lleguemos sucios, cansados y hoscos. Aunque alguno pague con ellos su cansancio, frustración o incluso miedo.

En esta Ultra Canfranc contamos con dos centenares de verdaderos fenomenos, que nos dieron ellos una lección a nosotros, los corredores, apostados en sitios inverosíimiles. Control tras control tras control allí salían: Debajo de una piedra, detrás de un risco. Una sonrisa, una tablilla donde apuntar el dorsal y un grito de animo. Volvería a correr esta prueba solo por agradecerles su dedicación y empuje. Con razón, en la ceremonia de clausura de esta prueba son precisamente los voluntarios quienes entregan los trofeos a cada triunfador. Ellos, tambien lo son. Más que nadie.

Mientras tanto, seguimos buscando el oasis prometido...alternando chaparrones y nubes cerradas con algún timido rayo de sol puntual.






.
¡BASE VIDA CANAL ROYA! Alegría.  Llevamos 13h30 de carrera para unos 56km cubiertos. Llegamos justo para disfrutar con el ratito de sol que tendremos hoy. Haraganeamos sin complejos: Comer, cambiar calcetines...casi media hora echamos allí con unas voluntarias magníficas que nos hacen sentir arropados como por una madre. En mi caso, caen cinco vasos de caldico uno tras otro. Ni en mis peores recuerdos de Sanfermines los he devorado con esta ansia... :)

Al fin, seguimos Canal Roya en adelante, con el cuarteto reducido a trío pues Francisco sale de allí subido en un avión y marcha con enorme fuerza para adelante. Se reservó deliberadamente para el tramo final y remontará casi una quincena de posiciones de aquí al avitu de Tuca Blanca.

Base Vida Canal Roya. Foto: Borja Valdés. 


Nosotros le seguimos a un paso más moderado. Coronamos otro kilómetro vertical ( Y van...) en los 2.200m de la Raca y para Astún,  La tormenta ruge bestial, con rayos y cortinas de lluvia...pero no nos cae encima aun. Milagro. Nos da el cuartelillo justo mientras la vemos desplomarse sobre Canfranc. Así pasamos el avitu del Ibón de Truchas, donde cuando llegue la tormenta y el granizo que arrastra vendrán a refugiarse un grupo de compañeros al borde de la hipotermia.

Hasta 22 atenciones médicas en carrera se realizaron por la organización. Por fortuna ninguna es baja a día de hoy, todos de vuelta a casa. Y no es poca cosa, con el terreno cubierto y las condiciones superadas ayer por el pelotón.

Finalmente, la tormenta nos cae de pleno en la travesía del Ibón de Truchas al de Escalar y bajada de retorno a Astún.  Andamos a más de 2.000 metros mientras nos caen bolos de granizo que duelen aun protegidos por camisetas y chaquetas. Y retumban los rayos alrededor mientras no sabe uno qué hacer con los bastones. El sendero se convierte en riera, tirando litros de agua para desaguar lo que cae.

Bajamos rápido rápido a Astún donde llegamos los tres dudando seriamente de si con estas condiciones tiene algún sentido afronta pasos como el pico de Tuca Blanca, donde los rayos caen directos de plano. Llamada rápida a la Organización para consultar condiciones de carrera... y allí nos avisan que se acaba de neutralizar la carrera. Debemos por tanto parar en seco, dar nuestra posición y esperar que nos recoja y evacue a meta la organización. No hara falta esto ultimo pues Alaitz, campeona de los 34k femeninos que se corrieron aquí a la mañana y pareja de Urko ejerce de hada madrina y evacua a los cinco corredores que aquí estamos directos a meta.

Y hasta aquí llegó mi carrera.... Oficialmente finalista tras las 17h55m de pelea completadas hasta recibir la orden de parar, claro. Y posando como tales con todos los demás, según la foto de familia abajo. Pero con un regusto amargo, porque como decía el añorado Luis Aragonés para un deporte menos comprometido: "El Corredor es egoísta y quiere correr. Quiere correr y correr, siempre que tenga fuerza para ello" Y fuerzas no faltaron, ni buenas sensaciones. Pero entiendo y respeto la decisión de la Organización que ha de velar por todos, tal como comentaba despues con el campeón de la Maratón, Jokin Lizeaga.

Finalistas Ultra Canfranc Canfranc 2015: Foto de familia en ceremonia clausura. 



¿VOLVERAS EL AÑO QUE VIENE? SÍ. Porque el recorrido tiene un encanto increíble, Porque estos montes y yo hemos dejado a medias nuestro baile. Porque la rasmia de los voluntarios merece volver a verles. Porque los recuerdos de carrera con mi grupeta han sido magníficos....

Del mismo modo, creo que en el aspecto organizativo la carrera tiene un potencial enorme, pero aun está por cuajar y ligar bien varios aspectos. Desde dirección de carrera ya se ha anunciado un comunicado oficial, así que esperaremos a ello antes de hacer una reflexión sobre mejoras propuestas más en detalle.

Ah! Y no quiero despedirme sin felicitar a mi compañero Borja de Carrerasdemontana.com. De los dos reporteros que ibamos ayer en carrera está claro que el bueno era el. Quedó nada menos que en el Top15 tras 17h30 de pelea. A mí, cruzar meta me hubiera llevado al menos 21-22 horas. Aquí su crónica personal. Me tocará empollarmela a ver qué mejoro para 2016 :)


DATOS GPS CARRERA (Suunto Ambit3) Aquí los datos de las primeras 16h43m de carrera, hasta que mi gps se quedó sin pila. Curiosamente, es la primera vez que se vuelve loco en algún tramo de una prueba tras más de un año de uso. Da unos 5km de más sobre la distancia real recorrida y no me queda otra que atribuirlo a lo severo de las tormentas eléctricas que cayeron, porque de lo demás todo funciona bien antes/durante/depues.




_____________________________



MAS SOBRE RUTAS DE MONTAÑA Y MATERIAL DE TRAIL RUNNING.



No hay comentarios:

Temas afines:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html