29 may. 2016

LA MONTAÑA, CARA Y CRUZ. Del escudo Emmona al luto Desafío Cainejo

.
La Montaña nos lo da todo: Paz, belleza, un lugar donde conocernos mejor a nosotros mismos, a otras personas y descubrir cada día cosas nuevas. Esa misma montaña que todo nos da, todo nos puede quitar en un momento.

Hogueras en Pardines, esperando  al pelotón Emmona Ultra Trail 2016. 


La Montaña no es buena ni mala, es peligrosa. Este finde hemos podido sentir sus dos caras con especial intensidad. En mi caso, he pasado casi 30 horas sin parar, junto a Alex y Albert, siguiendo por todo tipo de carreteras, pistas y senderos al pelotón de Emmona Ultra Trail a través del Ripollés.

Fuimos testigos de kilómetros de sonrisas, sudores....Y sí, también de lágrimas. Tensión a chorro en las altas crestas, que suben hasta casi tres mil metros en carrera, sometidos todos a la altitud, la nieve y el viento. Tensión en el control de la Organización siguiendo la evolución de cada tormenta al minuto y estudiando si, como hace un año, sería necesario neutralizar la prueba por la seguridad del pelotón.

Al final, esta edición de Emmona Ultra Trail se ha podido completar con éxito. Las sonrisas en la meta de Sant Joan, alzando el escudo, retratan caras que se han vencido a sí mismas. Corazones que han vivido veinte, treinta y hasta cuarenta horas que recordarán el resto de su vida. Es la cara luminosa de las carreras de alta montaña.

Mientras, en la prueba hermana que se celebraba en Picos de Europa, el Desafío El Cainejo, un voluntario de Guardo, Miguel Angel, se despeñaba en la canal de Dobresengos durante el proceso de retirada de marcas de la prueba, según informan desde León en la prensa local. La Organización canceló la entrega de premios de la carrera grande y desconvocó la salida de la prueba pequeña, El Cainejín, prevista para hoy Domingo.

Hoy, solo queda transmitir nuestras condolencias y un abrazo a todo el equipo del Desafío El Cainejo. Toca estudiar que se puede mejorar o cambiar para prevenir que algo similar pueda ocurrir, si es que ello es posible.

Y sobre todo, TOCA RECORDAR QUE ASÍ ES LA MONTAÑA. Ya lo sabíamos cuando aprendimos a subir para jugar en ella y con ella.

No queremos que nos quiten nuestra forma de disfrutar la vida. La montaña es peligrosa. Así la conocimos y así la hemos llegado a querer. Eso, no nos hace mejores que nadie. Tampoco unos insensatos.

A nosotros toca prevenir y minimizar los riesgos. Conocernos mejor con pruebas de esfuerzo, estudios médicos, etc... Prepararnos mejor para cada salida: Entrenando, con guías, con clubs y con amigos, Equiparnos adecuadamente para cada travesía.  Eligiendo siempre objetivos acordes al día, a nuestra experiencia, material y estado de forma. Y aun asi, el riesgo cero en montaña ni existe ni existirá nunca. Lo sabemos. Lo aceptamos.

Miguel Angel, descansa en paz. 
Nos vemos por las montañas. 

.

_________________________
.

MÁS SOBRE MONTAÑISMO, TRAIL Y OTROS. 
______________________________
Info redactada por Mayayo para blog personal Mayayo



2 comentarios:

Ignacio Barfer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ignacio Barfer dijo...

Gran pena la que sentimos en Caín los que allí estábamos... Un fin de semana que tenía que ser una auténtica fiesta y que se convirtió en lo contrario. Pero como bien dices así es la montaña y no nos debe sorprender, son las reglas y así las tenemos que aceptar. Descanse en paz Miguel Ángel.

Temas afines:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html