9 jul. 2018

MOZART100: CRÓNICA PERSONAL. CORRER MONTAÑAS Y LAGOS DE SALZBURGO.


Voy a por el dorsal, junto a la Catedral. Tres chavales tocan música en la plaza. Musica, a lo grande: Violín, chelo y  flauta. Esto es SALZBURGO. Ciudad histórica de los Austrias. Capital de la música, patria de Mozart….y cuna del Red Bull. 

Anclada en una golosa región alpina de media montaña, Salzburgerland. Picos nevados en lo alto, bosques frondosos y enormes lagos glaciares en el valle, todo surcado por los wegs, senderos alpinos con siglos de historia. En fin, os dejo aquí un videoresumen de la aventura y vamos con los detalles despues. 




_________________


¿Correr una ultra en verano, por las montañas y lagos de Salzburgo? ¡Me apunto! Pues eso: Que estando aun en plena recuperación de la lesión por sobrecarga que sufrí en Nafarroa Xtrem a finales de Abril, saltaba en Mayo la idea de correr la prueba reina del Mozart 100 en Salzburgo, el 16 de Junio.


¿Llego, no llego? A empollar la ficha técnica: Como representante de corredores españoles en ITRA, os puedo garantizar que si aprendes a “leer” la info completa de cada carrera en su ficha ITRA puedes afinar mucho, mucho Así atinamos mejor para morder ese bocado y devorarlo o se nos atragantará. En mi caso, la cosa pintaba al límite: La traza suma 103k/D+4.600m pero con truco, el tope de tiempo son 20 horas, mientras que pruebas similares en España como Gran Trail Peñalara dan unas cuantas más. 






Los números son pelín engañosos. Las trepadas no son muy largas (800m del tirón la que más) pero si muy bruscas. Escalan por senderos verticales, abundan los tramos con cientos de escalones tallados en pleno monte. Y claro, no es lo mismo subir mil metros remontando una pista tumbada que hacerlo a saco, trepando una escalera. Esos arreones, junto a las 20 horas de tope hace que los datos ITRA la retraten como mucho más difícil de acabar que un Gran Trail Peñalara, incluso algo más que el mismísimo Desafío El Cainejo. Bueno, al menos dicen que la meta de Travesera (la más difícil de cruzar en España, para ITRA) es más chunga, algo es algo. ¿En números? Dificultad ranking ITRA:  340 GTP; 430 Cainejo; 440 Mozart; 500 Travesera.


Dudo, dudo. Al final, una vez más la ilusión tira con todo y allá que nos apuntamos. Ahora, toca prepararlo algo mejor que aquellos 67k fallidos en Zubiri. Correr, no me da aun para correr largo como quisiera, todavía me sobrecargo a partir de las dos horas. Pero sí me da tiempo a un mes de fisioterapia intensiva: Visitas semanales para descarga, descarga y a ver si logramos que esa tensión acumulada en piernas se vaya diluyendo.

Viaje,  ya estamos aquí: Mola Salzburgo, si. Verde, historia, amabilidad  y tranquilidad rezuman por ambas orillas del río que la surca. Caras conocidas: Josef, Djanina, Miki, Koichi… Y antes de darme cuenta, estoy andando al amanecer hacia la salida en la Katedralplatz. Día de calor, nos avisan, con más de 30ºC al sol en toda la mitad central. Corralito relajado, somos 313 inscritos y aquí no se agobia nadie. Saludo a Lorena, española que viene a pelear por ahí delante la cabeza de carrera. Cuenta atrás....




¡Y vamonos! La Mozart 100 son en realidad tres carreras en una. El bucle inicial te lleva hasta el 34k a ritmo, disfrutando la campiña austriaca por pistas y senderos fáciles, de escaso desnivel. Tramos como la gorga de lachman en suave ascenso son una delicia entre el follaje y el río alpino que remontamos. Llegamos así a Fuschl a buen ritmo, pero ya con el sol castigamdo con fuerza. Tanto, que tuve que quitarme la malla que llevaba y remplazarla por un pantalón suelto, de la misma gama Ternua ADRENALITE que la,camiseta de manga larga que lleve de salida a meta. Lo de,manga larga en días de solazo es un consejo de mi amigo Jhon Tidd que en sus varios top10en las cien millas de UTMB siempre vimos así. Cuando sudas a mares durante 10_12h al sol, nada como una tela finita para,evitar que los rayos de quemen o te deshidraten, decía. Y aún así, todo era beber tanto como entrara para poder seguir, En mi caso, admito hasta 1L/hora más o menos. De ahí en adelante, me satura.

En fin, salimos de Fuschl para el bucle alpino de la carrera, coronando dos trepadas bien recias por el camino. Sabiendo a lo que vas, duelen algo menos. Más aún si al bajar ves que por Celtiberia tenemos más costumbre de bajadas piñas que en Centroeuropa y ganas posiciones aún sin empujar para ello. El techo de carrera nos recibe bajo una carpa de Red Bull. Normal, la central mundial de la marca está en el mismo Fuschl donde sale y muere este bucle. Momnetazo favorito en este tramo? La remontada del teleférico en Hilit es la segunda gran trepada de la carrera. Y ojo, coronar en el refugio mientras escuchas un concierto de trombón y violín colgados a mil metros del lago, con los Alpes como telón de fondo es....Salzburgo. Montaña amable y música clásica fundidos, con estilo.

Ya vamos de vuelta! Paso el ecuador de carrera y pronto cierro el segundo bucle ya. Ni el día ni la traza me resultan  especialmente agresivos, pero a cambio, los controles de tiempo van mordiendo. La vuelta desde Fuschl se le niega por ello a más de 50 dorsales, incluido mi compañero japonés Koichi, que rabia. Sigo a por el bucle final, intermedio entre el rodar fácil del primero y el vertical Segundo. Aquí rodamos....hasta tropezar con el Nockstein, que escuece. Noche ya, frontales y la organización que ya desde media tarde nos ofrece copa en cada avitu. Un detalle sencillo y más que útil. En cada parada me chupo 2-3 vasos, que me entran divinos. Líquido y sales, si, pero sobre todo entonar el cuerpo según llega el fresco nocturno tras el achicharre alpino al sol.

Entramos en Salzburgo! Esto ya está...bueno, no del todo. El Kapucinweg es la guinda del pastel. Los últimos 200m de trepada vertical a base de cientos de escalones hasta la fortaleza que domina la meta. Y venga otros cientos de escalones para bajar hasta el casco viejo, ahora ya con una sonrisa. Cruzo la meta en 19h29m para los 110k/D+4200m que marca mi gps. Por el camino han quedado 70 compañeros. Sorpresa final: Fotografo en meta para todos, que dispara...y según entro a por mi medalla de finalista la recibo junto a esa foto, ya impresa e incluso enmarcada. ¿Será posible? Solo en Salzburgo.





______________________________


EPÍLOGO: GUÍA PRÁCTICA Y MATERIAL

GUÍA PRÁCTICA: Para llegar lo más habitual será un Lufthansa a Frankfurt primero y Salzburgo después. Alojarse en Salzburgo ofrece mil opciones. De comer y beber, ya no hablemos. Como típicos, junto al dorsaleo hay un restaurante-cervecería clásico de la zona, el Stieglkeller que os recomiendo, por historia y ambiente. Bebida nacional, la cerveza claro. Prueba las de trigo, por variar si quieres. ¿De comer? Obligados el pretzel y la tarta sacher. Favorito personal el gulasch de ternera, plato popular que bordan en casi cualquier lugar.






MATERIAL MOZART 100: Este fue mi kit de carrera y sensaciones. Abajo un video resumen, con imágenes de salida y luego repaso de cada item material. Aquí os adelanto  detalles. 


  • Zapatillas Brooks Caldera 2: Bien cómodas, aunque algo anchas para los tramos verticales Descenso lo que me produjo algún roce menor. No llego a,formar ampollas, pero si dolió en carrera.
  • Bastones: los recomiendo, fijo. No hay mucho desnivel, pero el que hay escuece. De hecho, los dejé en mi bolsa intermedia y allí los tomé tras los primeros 34k. De allí a meta con ellos. Use los Salomon Mountain outdoor. No son los más ligeros, pero entre los plegables son quizá los más sólidos y los uso para ultras, montaña clásica y hasta el esquí. 
  • Ropa: Pantslon y camiseta ternua ADRENALITE. A gusto con ellos, de la fresca matutina al solazo alpino y el relente nocturno. Solo para coronar Nockstein ya de noche me arrope con la tercera capa unos minutos.
  •  Tercera capa: Chaqueta Raidlight Hyperlight. Membrana de 20k/25k que abulta poco y pesa aún menos. Cómodo porteo pues y si toca arroparse, la que más respira para no empaparnos por dentro antes que por fuera.



  • Zapatillas Brooks Caldera 2: Bien cómodas, aunque algo anchas para los tramos verticales Descenso lo que me produjo algún roce menor. No llego a,formar ampollas, pero si dolió en carrera.
  • Bastones: los recomiendo, fijo. No hay mucho desnivel, pero el que hay escuece. De hecho, los dejé en mi bolsa intermedia y allí los tomé tras los primeros 34k. De allí a meta con ellos. Use los Salomon Mountain outdoor. No son los más ligeros, pero entre los plegables son quizá los más sólidos y los uso para ultras, montaña clásica y hasta el esquí. 
  • Ropa: Pantslon y camiseta ternua ADRENALITE. A gusto con ellos, de la fresca matutina al solazo alpino y el relente nocturno. Solo para coronar Nockstein ya de noche me arrope con la tercera capa unos minutos.
  •  Tercera capa: Chaqueta Raidlight Hyperlight. Membrana de 20k/25k que abulta poco y pesa aún menos. Cómodo porteo pues y si toca arroparse, la que más respira para no empaparnos por dentro antes que por fuera.


¿VOLVERÁS? Y TANTO. Pero ahora con familia y amigos si puedo. La cita merece  echar una semanita por aquí. Historia, montañas, lagos para bañarse al gusto...y más tipos de cerveza que las que de tiempo a conocer, tras cruzar meta. Esto hay que aprovecharlo a tope, mientras seamos unos mil entre todas las carrera, antes de que se masifique como le ha pasado a las carreras de Chamonix y sus diez mil dorsales cada año.



No hay comentarios:

Temas afines:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://mayayo.blogspot.com/kgkki5g.html